Google traductor

Lucha de empresas por beneficios tributarios: reacciones al anuncio de políticas económicas

1

Lucha de empresas por beneficios tributarios: reacciones al anuncio de políticas económicas

Representantes de la gran empresa criticaron la presentación del llamado “Programa Económico” del gobierno de Lenín Moreno porque consideran que no se redujeron suficientemente los impuestos y el gasto público; sin embargo, en la actualidad rige un esquema fiscal que brinda millonarios beneficios tributarios para un sector empresarial; al mismo tiempo que aún subsiste una amplia brecha de necesidades de financiamiento que no le permite al Estado brindar satisfactoriamente servicios sociales indispensables, los cuales podrían ser pagados precisamente con impuestos.

La reducción de impuestos son concesiones fiscales que implican incrementar los gastos tributarios del Estado. El gasto tributario es el ingreso que el Estado deja de percibir cuando otorga incentivos y beneficios tributarios a contribuyentes privados, es decir, son pérdidas de ingresos fiscales que sirven para reducir la carga impositiva de algunas empresas o personas particulares.

Actualmente el gasto tributario no beneficia a todos los contribuyentes por igual, así lo comprueba un estudio realizado por el SRI para el caso del Impuesto a la Renta, en donde se analiza la distribución por deciles del gasto tributario, determinando que el 90% del beneficio entregado se concentró en el 10% de sociedades de mayores ingresos. Es decir, las empresas más grandes fueron beneficiadas con $ 1 773,7 millones de dólares que pudieron servir para financiar déficit público.

Beneficios tributarios en el Impuesto a la Renta por deciles en empresas – 2012


Fuente: SRI 2013

En contraste, los cuatro deciles de empresas de menores ingresos, recibieron menos de $ 100 mil dólares por cada decil.

A pesar de la actual inequidad en la distribución del gasto tributario, el sector de la gran empresa no dudó en exigir mayores beneficios fiscales. Por ejemplo, el representante de la Cámara de Comercio de Guayaquil criticó la oposición del Gobierno a eliminar el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD); mientras que el banquero Guillermo Lasso manifestó que “lo que había que hacer era reducir el gasto público, bajar impuestos y recurrir a endeudamiento adecuado”; y el alcalde Jaime Nebot, vinculado a tradicionales grupos económicos, reclamó que “el sector empresarial esperaba más estímulos ante las medidas económicas”. Para evaluar estas propuestas de la gran empresa, es necesario entender primero que cualquier concesión o beneficio tributario, implica que el Estado renunciará a la posibilidad de obtener ingresos en el futuro, con el objetivo de beneficiar a ciertos contribuyentes privados, y comprometiendo recursos valiosos para cubrir fundamentalmente el gasto social.

Al contrario de lo que opinan los representantes de la élite empresarial, las actuales medidas son incluso insuficientes para corregir la iniquidad del actual esquema de beneficios tributarios. Por un lado, aunque existen algunas propuestas positivas del nuevo del nuevo Programa Económico de Lenín Moreno, en cambio otras propuestas, podrían promover una mayor concentración económica: este es el caso de la amnistía fiscal que pretendería repatriar capitales, pero que en la práctica generaría graves problemas como el blanqueo de activos y el incremento del gato tributario (tal como ya sucedió con la propuesta de Macri en Argentina o con la propuesta de Rajoy en España).

Además, más allá de las concesiones fiscales, también se incluyeron otras políticas económicas que podríamos agruparlas en políticas pro gran empresa, tales como: consultar sobre la eliminación de la Ley de Plusvalía, tercerización laboral, reducción de gasto público indispensable y control privado del dinero electrónico.

Mientras que las medidas económicas positivas podríamos agruparlas en políticas pro economía nacional apoyo a las microempresas para que paguen menos Impuesto a la Renta, mantener el Impuesto a la Salida de Divisas, mantener salvaguardas comerciales, reducción de gasto público innecesario, control de evasión fiscal y mayores beneficios sociales como el llamado “Plan todo una vida” (recomendamos revisar las propuestas completas aquí).

Por ahora ha quedado fuera de lo anunciado temas fundamentales como los planes de inclusión social, el cambio de la matriz productiva, la fórmula para desarrollar el mercado interno y los mecanismos para que el Estado cumpla su principal función económica: la función de redistribución de la riqueza para garantizar los derechos de la población.



El Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, en su artículo 103 define al gasto tributario así:

“Art. 103.- Renuncia de ingresos por gasto tributario.- Se entiende por gasto tributario los recursos que el Estado, en todos los niveles de gobierno, deja de percibir debido a la deducción, exención, entre otros mecanismos, de tributos directos o indirectos establecidos en la normativa correspondiente.”


Fuente: www.cdes.org.ec  Consultas a responsable de investigación: Pablo José Iturralde piturralde@cdes.org.ec

CDES realiza un seguimiento permanente de Justicia Fiscal con el apoyo de la Coalición Flamenca para la Cooperación Norte-Sur 11.11.11.

1 comentario

  1. Pingback: Lucha de empresas por beneficios tributarios: reacciones al anuncio de políticas económicas – PERIFERIA POST

Deja un comentario

(+593 2) 227 3533    cdes@cdes.org.ec